*

Glamorama
Bombo Fica durante su rutina en Viña 2018. FOTO: AGENCIA UNO

El sincero mea culpa de Bombo Fica

Autor: P. G / C. Z. / 5 marzo, 2018

Para Bombo Fica pasó el tiempo necesario para poder enfriar la situación y analizar con calma su polémico paso por el Festival de Viña.

Luego de que su actuación generara críticas, drama e incluso un round con Kramer, el humorista hizo un sincero y detallado mea culpa.

Bombo Fica dio una entrevista a Tomás Cox en el programa Cara a Cara, en La Red, y estas fueron sus palabras:

“Tengo una autocrítica. Yo pienso que me manejé mal un poquito, porque mi honestidad, y el hecho de ser frontal y valiente, me terminé enredando un poco. Ahí yo me di cuenta que no basta con ser ni valiente, ni frontal, ni honesto en esto de las conferencias, sino que hay que tener una suerte de manejo.

“Uno tiene que aprender a manejarse. Hoy en día la gente que se dedica a las comunicaciones tiende a tomar ciertas cosas y armar una historia con algo que uno no cerró bien o que no lo dijo bien o que no se supo expresar bien, y termina transformándose en una historia aparte. Después uno tiene que salir a explicar esa historia aparte.

“En lo que yo asumo mi error, porque el único responsable de esto soy yo. Es el no haber hecho una lectura exclusivamente del Festival de Viña del Mar. Porque el escenario del Festival de Viña del Mar es un escenario distinto. Entonces, no supe explicar bien mi espectáculo. Lo que iba a presentar era un espectáculo que se llamaba Sospechosa La Weá. La gente siempre interpretó que yo iba a estar solo. Yo no lo supe explicar. Primer error.

“Segundo error: no manejé los tiempos, porque actuar a las 1 no es lo mismo que actuar a las 22. Por ende, los grados de tolerancia de la gente son distintos y yo hice una mala lectura. Debería haber apretado los tiempos”

“Y lo otro, que el público que había ese día a lo mejor me permitía haber manifestado el espectáculo con una dirección más hacia el público que había esa noche, que era de Bosé y que era de Illapu. Siento que ahí no tuve el manejo a la altura de lo que Viña necesitaba. Que es un detalle para muchos, pero para mí es una lección de vida”

“Creo que fue un poco de ripio en este camino, que al final terminó transformándose en la gran noticia, el gran defecto, el gran detalle del Festival de Viña. Quizás para algunos lo más malo. Me pusieron a competir con Kramer. ‘¿Quién era mejor?’. La verdad es que yo nunca he competido con nadie. Yo siempre he competido conmigo mismo”.