*

Glamorama
Andrea Aristegui y Karen Paola en Muy Buenos Días. IMAGENES TOMADAS DE PANTALLA / TVN

Comparte

Revisa También

El categórico desacuerdo de Karen Paola y Andrea Aristegui en el matinal

Autor: C. Z. / 11 enero, 2018

“Cuando te dicen algo bonito, te silban, eso es agradable de repente”, afirmó Karen Paola hoy en Muy Buenos Días. Andrea Aristegui no estuvo para nada de acuerdo: “A mí un silbido me parece desagradable, porque no soy perro para que me anden silbando en la calle”.

Estas fueron parte de las opiniones, categóricas y distintas, que se dieron en los matinales de TVN, Canal 13 y Chilevisión con respecto a uno de los temas del día: Los piropos.

El asunto surgió debido a los mensajes que publicó ayer en Twitter el ex futbolista y actual comentarista Leonardo “Pollo” Véliz. “Da miedo tirarle un piropo ahora a una mujer. Te puede caer una denuncia. Mientras tanto ellas muestran y muestran. Y uno no es de plasticina”, escribió el también ex entrenador en su cuenta @pollovel.

El mensaje fue muy mal recibido en las redes sociales. En medio de un ambiente mundial con diversos movimientos que luchan contra todo tipo de abusos y desigualdad de las mujeres frente a los hombres, esta y otras frases posteriores de Véliz encontraron una feroz respuesta. Hubo incluso memes e insultos en su contra.

En tanto, en Muy Buenos Días, las panelistas Karen Bejarano y Andrea Aristegui protagonizaron la discusión más intensa:

Andrea Aristegui: “Aquí estamos todos de acuerdo que son efectivamente inadecuados sus comentarios. Yo sí creo que hay algo generacional que, efectivamente, es una mirada de la sociedad y de las mujeres distinta y que, afortunadamente, está cambiando.

“Todos hemos hecho muchos esfuerzos para que eso cambie. Pero el problema es que esas personas han ido transmitiendo eso mismo. Entonces uno ve jóvenes que tienen 20 años y que también hacen este tipo de comentarios”

Cristián Sánchez: “Con menos fuerza. Ojo”

Aristegui: “Con menos fuerza, pero todavía existe. ¿Qué pasa? Efectivamente la mayoría de la gente mayor puede pensar así, pero no solamente son ellos, sino que hay otra gente que ha ido heredando ese pensamiento. Y por eso no da para caritas sonrientes ni chistosas, porque es un tema súper complicado.

“Porque no es solamente el piropo, sino que estamos hablando del acoso sexual callejero. Cuando hablamos de los maestros de la construcción que gritan cosas, estamos hablando del acoso sexual callejero. Es un tema que a las mujeres nos hace pésimo y que, a veces, se va corriendo el límite.

“Las tocaciones, llega ya al abuso, el manoseo. Entonces, me parece que trivializar, o bajarle el perfil, de algo que es tan difícil para nosotras y que hemos estado dando una pelea tan dura, es muy complicado”

Karen Paola: “Lo que pasa, Andrea, es que ese tuit (de Véliz) grafica cosas que son demasiados importantes que no las podemos dejar pasar. Un piropo, bien dicho, es agradable de escuchar a las mujeres. Cuando nos dicen ‘se le cayó…’”

Aristegui: “Yo no estoy de acuerdo”

Karen: “Yo estoy hablando por mí. ¿Puedo hablar por mí primero?”

“Claro”, responde el panel.

Karen: “Cuando te dicen algo bonito, te silban, eso es agradable de repente. A uno le sube el ánimo. Pero cuando empiezan a tirarte el piropo grosero”

Aristegui: “No”

Karen: “Ese, para mí, ya no es un piropo. Es una descalificación. Cuando a uno le da susto, porque se juntan en grupo y te empiezan a tirar palabrotas, eso ya es totalmente descartado. Ahora, ahí dice: ‘Mientras tanto ellas muestran y muestran. Y uno no es de plasticina’. ¿Qué quiere decir con eso? ¿Cómo que muestran y muestran? ¿Uno no se puede vestir como mujer?”

Aristegui: “Yo no estoy de acuerdo contigo, Karen, porque a mí no me gusta que me griten cosas, que me silben, que me digan nada. Yo quiero salir a la calle tranquila. Yo quiero caminar por la calle tranquila. No me agrada que me digan cosas en la calle. Me intimida, me molesta, me avergüenza.

“Entonces, va más allá de si el piropo es grosero o es bonito, porque además eso siempre queda en el criterio de cada uno. Podemos tener diferencias respecto a eso. A mí, un silbido me parece desagradable, porque no soy perro para que me anden silbando en la calle”

Marcelo Arismendi: “Pero, por ejemplo, si tú conoces a alguien con un tiempo determinado y te dice ‘oye, que te ves buenamoza hoy día’. ¿Está correcto?”

Karen: “A eso voy”

Aristegui: “Pero eso es distinto”

Nacho Gutiérrez: “Es que no es lo mismo”

Aristegui: “No es lo mismo”

Gutiérrez: “No es lo mismo decir ‘Karen, que te ves bien hoy día’, al ‘wachita’”

Karen: “A eso voy”

Gutiérrez: “Si a la Andrea le molesta, basta que le moleste para que ella pueda caminar libremente en la calle”

Arismendi: “Sí, pero el tema es ver hasta donde está el límite. Es bueno que ustedes indiquen hasta qué punto uno puede, porque de pronto tú te puedes pasar y decir una palabra de más”

Karen: “Pero Marce, tú lo dijiste en la pauta: Hay una confianza, somos amigos, nos conocemos. Si tú dices algo como ‘qué linda te ves’, no le veo nada lo grave. El problema es cuando tú no conoces a las personas y empiezan a decirte ‘oh, la wachita rica’. Esas cosas por supuesto que te intimidan”.

Comparte

Relacionados

Ir a noticias anteriores

45 queries in 3,984