*

Glamorama
Dani Castro no tuvo un buen Halloween. IMAGEN: MEGA

Comparte

Revisa También

El triste Halloween que vivió Daniela Castro

Autor: Andrés Cantuarias / 2 noviembre, 2017

Halloween se transformó en un evento que se celebra a lo largo de todo Chile. Cada año los disfraces son cada vez más producidos e ingeniosos. Y en las casas la gente se prepara con todo para recibir a los niños con variados dulces.

Y en los matinales fue el tema principal de este miércoles. En el Mucho Gusto, los panelistas de programa de Mega contaron su experiencia en Halloween. Daniela Castro contó que estuvo todo el día preparando cupcakes de zapallo para esperar a los niños de su edificio.

Sin embargo, no llegó nadie. Ni un solo niño tocó la puerta de su departamento. El triste episodio generó las bromas de sus compañeros. Así lo relató la ganadora de MasterChef:

Karol Dance: “Lo que quería comentar ahora era lo que le pasó a nuestra querida Dani Castro. Estuvo toda la tarde cocinando, preparando cupcakes para las personas que iban a recibir. ¡Y ningún niño pasó! Se quedó con todo”

José Miguel Viñuela: “(Risas)”

Paty Maldonado: “¡No te puedo creer! Qué lata”

Daniel Stingo: “¡Y los trajo!”

Dani Castro: “¡Sí! La verdad es que estuve toda la tarde preparando estos cupcakes de zapallo. Mi receta está en Instagram. Si quieren ponerme algo, igual es bueno. Yo no sé qué pasó”

Dance: “¿Qué niño va a querer un cupcake de zapallo? ¡Por favor!”

Castro: “Es que yo vivo en apartamento”

Karla Constant: “Pero los mismos que viven en apartamento tocan el timbre”

Castro: “Pero yo estaba ahí esperando con mis cupcakes que llegara la gente, y nadie tocó el timbre. Y me quedé con mis cupcakes”

Viñuela: “Ni siquiera como el hospital de Curepto, extras, actores, ¿nada?”

Castro: “Es que no pasó nadie. ¿Y qué pasó después? Yo me fui a mi cama con los cupcakes y me empecé a quedar dormida”

Kathy Salosny: “¡Espérate! Lo peor de todo es que cuando se acostó, porque me contó la historia, ‘estuve esperando-esperando mucho rato, se fue a acostar y cuando ya se sacó toda la ropa se pone el pijama y suena el timbre”

Castro: “Tocaron el timbre y era el conserje, porque me había llegado algo abajo. Me había llegado una cuenta que estaba atrasada, que tenía que pagar los gastos comunes”.

Comparte

Relacionados

Ir a noticias anteriores

44 queries in 1,987