*

Glamorama
Luli en un par de imágenes de sus constantes videos en Instagram Stories.

Comparte

Revisa También

Luli pierde el control y su mamá suplica que no le den pantalla

Autor: Equipo Glamorama / 11 septiembre, 2017

Luli vive un nueva crisis, de la cual está dando muestras a través de la televisión e Instagram Stories.

El último colapso de Nicole Moreno, de 30 años, ocurrió hace un año y permaneció internada durante un mes en la clínica siquiátrica San Carlos de la Universidad Católica.

La ex reina del Festival de Viña fue tratada luego de un período de erráticas apariciones televisivas –CONOZCA ACA ESAS APARICIONES– y un bullado impasse causado por un ataque de pánico que sufrió a bordo de un avión en viaje desde Brasil a Chile –ENTERESE AQUI DE ESE EPISODIO-.

Luego la modelo y su madre reconocieron públicamente que la televisión le hacía mal por el bullying le hacían en los paneles.

Después Nicole se mantuvo fuera de la pantalla chica, a no ser por una aparición en Primer Plano hace unos meses, para comentar sobre el reality Doble Tentación. Se mostró serena, sonriente y casi no habló.

La semana pasada regresó. Estuvo en Bienvenidos y allí, en la sección del horóscopo de Pedro Engel, nuevamente dio señales de que algo no está bien.

Pancha Merino se rió luego de uno de sus comentarios. Luli se molestó. Pidió que no enfocaran a su mascota, la tomó, salió del estudio y no volvió –CONOZCA ESE POLEMICO EPISODIO-.

Ahora Moreno utiliza Instagram Stories para desahogarse. Sus videos son extensos, con mensajes llamativos. Ha dicho que luego de estar internada perdió la memoria y ha criticado a su madre por supuestamente haberla callado desde hace tres años.

En Intrusos analizaron el caso y se mostraron sumamente preocupados. Al mismo tiempo que transmitían, la modelo subía nuevos Instagram Stories. En un de ellos apareció con una corona de flores burlándose del programa de La Red. En otros no se entiende lo que dice.

Nicole realizó un contacto en directo con Intrusos, pero la comunicación se cortó al instante. Luego, Claudia Schmitd transparentó en pantalla que la mamá de Luli se comunicó con ella por WhatsApp suplicándole que no le den pantalla.

Schmitd, al borde de las lágrimas, realizó un fuerte llamado de alerta:

Claudia Schmitd: “Nuestro programa consideró que era importante escuchar la voz de la mamá de Luli, María Angélica. Pero claramente, en este en vivo que están haciendo (se refiere a que en ese momento justo Luli se comunicaba a través de Instagram Stories), están discutiendo”

Alejandra Valle: “¿La mamá qué quería? ¿Qué no saliera con nosotros? ¿Conversar o que no haga más en vivo? ¿Entiende que esto le está perjudicando?”

Schmitd: “Me pone mal porque yo sé que hay una situación importante detrás. Me pongo en el lugar de esa madre, el controlar en este caso a la Luli. De verdad me pone mal, porque estamos acá…”

Valle: “Estás tiritando, Clau”

Schmitd: “Sí, porque siento que yo siempre he hablado con cariño de Luli. Sé su pasado, sé todo, pero me pone mal porque estamos ante una situación real de un conflicto, quizás familiar, de una enfermedad, y es triste. Es triste que tengamos que estar hablando en vivo de esto y que esté sucediendo incluso en su propia casa. Una madre desesperada pidiendo por favor que no la saquemos al aire”

Valle: “Eso es básicamente el mensaje, que no la saquemos al aire”

Osvaldo Solorza: “Hay una transmisión en paralelo. Hay una transmisión que tiene muchos viewers, 10 mil viewers tiene la transmisión de Luli, donde Luli ataca fuertemente a su mamá. La culpa de muchas cosas. Esto está pasando públicamente, por eso lo estoy comentando. Dice que hace tres años que su mamá no la deja hablar. Que siempre había querido hablar de este tema, pero que la mamá no la dejaba. Eso es lo que está sucediendo ahora. Es una decisión muy fuerte de ambas”

Valle: “Estoy súper preocupada, porque la verdad es que esto no es lo que nosotros queríamos. De verdad estamos gatillando algo en una familia, donde cuando una persona tiene una enfermedad mental, seamos honestos, y cuando no lo quiere aceptar, es muy difícil como familia, aunque tú trates de convencerte todo el rato.

“Esto pasa en muchas familias chilenas. Una persona con Alzheimer, con bipolaridad, por ejemplo, con una adicción, y que reaccionan de manera que uno sufre igual. Sufre toda la familia, aunque te digan cosas distintas” –MIRE AQUI EL VIDEO-.

Comparte

Relacionados

Ir a noticias anteriores

47 queries in 1,559