*

Glamorama
Mario Ortega en la final de Doble Tentación. FOTO: EDUARDO ANGEL / GLAMORAMA

Súper Mario Ortega le cerró las puertas a Lisandra Silva tras la final de Doble Tentación

Autor: Carlos Zúñiga / 26 junio, 2017

“No tengo mala onda con nadie. Pero, mira, la buena onda se daba porque teníamos las condiciones. Tienen que darse las condiciones para que vuelva a darse. Y si se dan, no hay drama, pero es difícil cuando son personas de distintos países”. Así Mario Ortega resumió a Glamorama el estado de las relaciones entre él y Lisandra Silva, durante la final de Doble Tentación –MIRE AQUI A LOS MEJOR Y PEOR VESTIDOS DE LA FINAL-.

El chico reality de 29 años y la guapa cubana que finalmente ganó el reality de Mega junto a su pareja, Leandro Penna, protagonizaron uno de los vínculos más profundos durante el encierro.

Mario se la jugó por completo por Lisandra. Fue romántico, gracioso y apoyador. Estuvo con ella en todas. A él le gustaba. Silva lo vio siempre como el mejor de sus amigos. Ella sentía cariño. Mario sentía otro tipo de cosas.

Finalmente se dio una gran amistad y la promesa de que, cuando salieran de la casona-estudio, irían juntos a Fantasilandia. Pero eso no se va a concretar.

Durante una breve conversación con este sitio, en la final, Mario se mostró menos afectuoso con la cubana que antes, en pantalla. Al ser consultado por cuál era su pareja favorita para ganar el gran premio, respondió: “Qué gane el mejor. Todos son merecedores de estar ahí. No tengo preferencias. Bendiciones para el que gane”, comentó.

Glamorama: “¿Está picado por lo que vivió con Lisandra tras la entrada de Leandro?”

Mario Ortega: “No, me da lo mismo. Es un programa de televisión. ¿Qué te puedo decir? Está bien. Todos felices. Y bueno, son historias que ocurren en este tipo de programas. Muchas veces están escritas, otras veces no. Muchas veces están influenciadas. Otras veces están encausadas, otras no. Pasa de todo. En este caso fue así y está bien, ho hay ningún problema”

¿Ha vuelto a hablar con Lisandra?

“He hablado con muy poca gente post reality. Mantengo muy poca comunicación. Con el Alex, el Nacho, la Paula. Tengo un grupo con quien juego a la pelota con los chiquillos, y con lo otros no he vuelto a tener comunicación. Pero es normal que uno se fragmente”

¿Le gustaría volver a tener buena onda con Lisandra?

“No tengo mala onda con nadie. Pero, mira, la buena onda se daba porque teníamos las condiciones. Tienen que darse las condiciones para que vuelva a darse. Y si se dan, no hay drama, pero es difícil cuando son personas de distintos países”.