*

Glamorama

Comparte

Revisa También

Los peores regalos del Día del Amor de los famosos!

Autor: Javiera Monsalve / 15 febrero, 2017

Hay que tener ojo, mucho ojo, con los regalos a las personas queridas. Es un tema complicado. El programa SQP realizó un catastro entrE los rostros televisivos sobre los peores regalos que han recibido para el Día del Amor –VIDEO-, y estas fueron las respuestas:

Eduardo Fuentes: “Una vez me regalaron un aceite de masajes, pero este aceite de masaje tenía usos muy específicos, y yo no le di ese uso tan específico, entonces empezó a arder. No fue una sensación muy grata. Era como para aplicárselo en la espalda, no en…”

Andrea Hoffman: “A mí hay algo que me molesta, y es que me regalen cosas que no se pueden reciclar y que son un poco inútiles. El peluche. O sea, un peluche le podría regalar a alguien, a un niño que quizás le gusten estas cosas. Eso habla de reciclaje. Pero a uno ¿de qué le sirve un peluche?”.

Katty Kowaleczko: “Peluches… Yo ya tengo los regalones y esos fueron y se cerró la recepción de peluches”

Doctora Cordero: “Un gomero con cuatro hojas. De un admirador que andaba haciéndome la corte. Yo dije: ‘Que tipo más amarrete’. Y Dios me castigó porque yo planté el gomero y se transformó en un árbol maravilloso. Tenía ganas de buscarlo y decirle ‘disculpa, pero tu gomero resultó ser… Si tú fueras como el gomero, qué lata no haberlo sabido’”.

Camila Andrade: “Hubo un tiempo que estando en pareja no tuve ningún gesto. Y yo sí. Uno espera algo de vuelta. No necesariamente algo material, pero sí algo como que se haya notado un poco de preocupación o de dedicación, tiempo, que haya pensado en ti. En ese tipo de cosas yo me fijo mucho. Y si no ha sido el caso, bueno, la verdad es que no es un 14 muy bonito”.

Kenita Larraín: “¡Já! Algo que todos saben, de un año que todos saben (refiriéndose a la cancelación de su matrimonio con Ivá Zamorano, que se celebraría el 14 de febrero de 2004). Lo peor que me podría pasar el 14 de febrero es que alguien no se acuerde: ‘¡Ah, verdad que hoy día es 14!’, y como que no le importó a tu pareja”.

“Que me regalen algo que le regalaron a todas las ex, que me regalen lo mismo, eso me daría lata. Me gusta sentirme especial para la persona con que estoy. En este caso estoy casada, entonces me gustaría que mi marido me regalara algo especial, o me escribiera algo especial”.

Juan Pablo Queraltó: “Unos calcetines. No entendí por qué me regalaron calcetines. Yo tengo hartos calcetines, pero yo creo que a la niña en esa ocasión se le fue que era 14 de febrero”.

Francisca Merino: “Y ahora que estoy sola ¿quién me va a regalar? Nadie… ¡Paaabre!”

Jordi Castell: “Yo creo que lo peor que te puede pasar en la vida un 14 de febrero es ese oso de peluche que lo apretai y dice ‘¡ñieee!’. A mí me llega uno con ese regalo y se lo tiro por la cabeza al weón y se lo hago entubar pero por cierta parte… Que un 14 de febrero vas a abrir la cama y está con pétalos con rosas, no puede haber nada más chulo, más siútico que la cama con el pétalo de rosa”.

Pamela Jiles: “Es que yo soy muy mañosa, entonces casi todo lo que me han regalado no me ha gustado. De partida, por ejemplo, las flores encuentro que son como para funeral. Los chocolates sólo me gustan unos de menta. Entonces es muy difícil dar en el clavo conmigo”.

Valeria Ortega: “Creo que nunca me han regalado algo para el Día de los Enamorados. No. ¿Se regalan cosas? Me puedo llegar a morir. Yo creo que me conocen bien mis pretendientes, porque nunca me han regalado algo”.

“Manu” González: “No me gustaría recibir malas noticias, y no me gustaría que rompiesen conmigo ese día, me daría como mucha lata”.

Comparte

Relacionados

Ir a noticias anteriores