*

Glamorama
Carolina De Moras, aquí en una foto de Festival de Viña 2014, está muy mal con la muerte de su amigo y diseñador Pablo Gálvez. FOTO; ARCHIVO AGENCIA UNO

La repentina muerte que obligó a Carolina de Moras a retirarse del Teatro Teletón

Autor: Cristián Farías Ravanal / 3 diciembre, 2016

Carolina de Moras estaba en el Teatro Teletón durante la apertura de la maratón solidaria. Impecable. Dispuesta a permanecer colaborando hasta la hora que fuese necesario. Pero pasada esta medianoche una triste noticia tuvo un gran impacto en ella: Falleció su gran amigo y encargado de su look, Pablo Gálvez, de 40 años.

El deceso del diseñador se produjo luego de una leucemia fulminante, según aseguran las primeras versiones extraoficiales.

Hace una semana, Glamorama llamó al celular de Gálvez, el cual fue contestado por su padre, quien indicó que Pablo estaba internado, “muy grave”.

La muerte del estilista, quien se encontraba acompañado por su familia, se produjo esta noche, cuando la Teletón ya había comenzado.

De inmediato le avisaron a De Moras, quien se puso muy mal. La animadora de Chilevisión estaba profundamente afectada, por lo cual decidió abandonar el teatro y dirigirse de inmediato al centro hospitalario donde dejó de existir su amigo. “Estaba demasiado shockeada. Así no podía continuar y tuvo que partir, porque estaba muy mal”, comentan testigos de la situación.

El trabajo de Gálvez junto a De Moras se hizo conocido en el Festival de Viña. El diseñador se encargó de todo, desde el peinado y maquillaje, hasta convocar a los modistos chilenos que la vistieron.

Pablo siguió siendo su asesor durante todo el año y también le creaba vestidos especialmente a ella hasta hace unas semanas, cuando fue internado.

Su estado de salud se fue complicando rápidamente y De Moras requirió la ayuda de la productora de modas uruguaya Gabriela Cordero, quien ya empezó a preparar el look de la conductora para el próximo Festival. Gálvez planeaba sumarse cuando estuviese más recuperado.

La historia del chileno con la moda parte a los 15 años, cuando vio un documental sobre Paco Rabanne. Impresionado con las bellas creaciones en mallas de metal del diseñador francés, el joven Gálvez decidió dedicarse al estilismo.

El quería ser un profesional integral. Así es que aprendió de todo. Primero estudió Corte y Confección en el taller de Laura Rivas. Luego se fue a Tokio a hacer una pasantía con el diseñador Yoshiki Hishinuma. A la vuelta a Chile, junto con los estudios de diseño, trabajó en la peluquería de un amigo, donde aprendió peluquería y maquillaje.

Gálvez eralizó colecciones de moda que mostró en la emblemática y desaparecida tienda Hall Central. Además, tenía su propia marca, Gálvez, y fue estilista oficial de la marca internacional Sedal.