Glamorama
Daniela Castro fotografiada en la piscina del Sheraton. TODAS LAS FOTOS: CRISTIAN PHILLIPS / GLAMORAMA.CL

Comparte

Revisa También

Destape! La guapa Daniela Castro, ganadora de MasterChef, posa en bikini y da la receta para estar delgada

Autor: Carlos Zúñiga / 13 enero, 2016

Daniela Castro no sólo cocina rico. La ganadora de la primera temporada da MasterChef está convertida en rostro de los eventos sociales y en una de las más estilosas figuras surgidas de la televisión. Y ahora también es la guapa rubia en bikini de esta sesión que hizo especialmente para Glamorama.cl en la piscina del Sheraton –MIRE AQUÍ TODAS LAS FOTOS-.

Daniela ha llegado lejos tras el concurso de Canal 13. A los 27 años la talentosa chef ya tiene su propio programa de cocina, Manos a la Obra, que va a las diez de la mañana en C13 (Canal 13 cable). Además, la marca francesa de licores Pernod Ricard la contrató para preparar cócteles en sus eventos. Ella embruja ahí, detrás de la barra, con simpatía, ese pelo rubio y largo que cuida con devoción y una figura encantadora.

¿Cómo lo hace para estar delgada siendo chef?

“Lo fundamental es que me gusta al comida sana, saludable. Soy antifritura. Además voy a Figurella, (un método de figuración corporal) que se hace en una cápsula a 34 grados, donde se ejercita con poco peso. Así marco, porque la gracia en mi es marcar y no bajar de peso. Voy de dos a tres veces a la semana. Lo fundamental es tomar harta agua y no comer tantas chanchadas. No me gusta la comida mala”.

Igual debe comer harto de vez en cuando.

“Es que cocino y como nomás. Obvio que disfruto. Pero cuando tengo un atracón, no lo repito en dos semanas. No me da todos los días eso de comer cosas chanchas. Si quiero comer algo así, como. Soy cero de limitarme. Lo que pasa es que mi cuerpo no me pide tanto eso, pizza de repente, pero me como dos pedazos y listo. Tomo poco alcohol. Cuando chica era más. Mucha fruta, verdura.

“Esos estigmas de las sociedad me cargan: el que cocina es gordo, el abogado usa terno. Me escapo de eso. Es bueno mostrar que se puede cocinar rico, saludable.

“Peso 48 kilos y mido 1.60. Está bien, porque soy flaca. Desde chica que soy de contextura delgada. La familia de mis papás son todos flacos. En teoría, como cocino debiese ser gorda, pero si fuese modelo estaría bien”.

Algunos critican a las mujeres muy delgadas.

“Cuando llegas a una casa y adelgazaste, todos te dicen ‘¡qué flaca estás!’, ‘estás en los huesos’. Pero cuando alguien está gordo nadie le dice ‘estai gordito, te ves mal’. Para ninguno de los dos lados es bueno criticar tanto. Me carga la gente que está pendiente del peso o que se preocupan más que yo. Uno es el que tiene que estar contento consigo mismo. Cada uno sabe sus hábitos.

“No corresponde involucrarse en los hábitos alimenticios de alguna otra persona. Obviamente, cuando es un tema preocupante, y cabe llamar la atención, como en la obesidad o la anorexia, ahí se puede mencionar”.

Siempre anda impecable y destaca en los eventos.

“Me encanta la moda, me gusta todo lo que tenga que ver con la estética, el diseño, al arte, la cocina. Y me gusta reflejarlo. Uno es en a la forma en que vive. Para mí el estilo es reflejar lo que soy por dentro. Soy medio hippie, rockera, despelotada, pero siempre manteniendo el equilibrio, súper detallista. Lo locateli mío va por el lado de lo rockero-hippie, y lo detallista, por ejemplo, en que las uñas del pie van pintadas del mismo color del rouge”.

Comparte

Relacionados

Ir a noticias anteriores