Así fue la conversación con Bonvallet que dejó llorando a Mauricio Israel

"Fui cobarde, me arrepiento de haberme ido", aseguró el publicista al comentarista deportivo en Mundos Opuestos 2.

por Isabel Olivos V. - 17.01.2013 / 12:42
  • En el 2Paraíso En el 2Paraíso" fue el encuntro entre los comentaristas deportivos. FOTO: IMAGEN SACADA DE PANTALLA/CANAL 13
  • Mauricio Israel se emocionó cuando Bonvallet le habló de su padre. FOTO: IMAGEND DE PANTALLA /CANAL 13 Mauricio Israel se emocionó cuando Bonvallet le habló de su padre. FOTO: IMAGEND DE PANTALLA /CANAL 13

El anunciado encuentro entre Eduardo  Bonvallet  y Mauricio Israel  sacó chispas anoche, en el cuarto capítulo de Mundos Opuestos 2. En el "cara a cara" el llamado "gurú" encaró al publicista por sus deudas y por abandonar el país.

 

Luego de darse un fuerte apretón de mano y con una música de tensión de fondo, Bonvallet e Israel aclararon diferencias profesionales. Luego pasaron a una conversación más personal:

 

Eduardo Bonvallet: ¿Cuántas minas has tenido?


Mauricio Israel: Dos matrimonios


Bonvallet:
No sé, cómo regalas tantos autos...


Israel:
Yo no le puedo regalar un auto a mi señora si quiero.


Bonvallet: Sí, pero a las pololas…


Israel: ¿Y a qué polola le regalé un auto? Tú conocí a alguna, a ver, dame un nombre.


Bonvallet: No, y no me interesa.


Israel: Es que eses es el tema. Así parten los mitos. Yo a mí esposa, a mí mujer, le regalé no uno, sino dos autos. Era mi mujer y yo le regalo a mi mujer lo que quiero. Y si yo quiero regalarle a mi polola, yo también se lo puedo regalar si yo quiero, pero se hizo un mito sobre eso.


Bonvallet: Ya, ¿pero las deudas?


Israel: Las deudas Eduardo, las deudas están, o sea, estuvieron, porque yo he hecho el esfuerzo más grande para pagarlas. Yo colapsé en un momento determinado, me quedé sin trabajo y se me vino el mundo encima y tuve una muy mala decisión. Pensé que si me alejaba un tiempo iba a proteger a mi familia.


Bonvallet: ¡Los guapos no arrancan!


Israel: (Emocionado) Yo sé, y ese fue mi error… Estoy súper arrepentido, porque lo que yo pensé que era un acto de valentía, porque, yo te digo una cosa, Eduardo: Lo peor de la vida para mí han sido estos 4 años fuera de mi país. Si ha habido un castigo violento, duro, ha sido enfrentar esa soledad. El enfrentar ese arrepentimiento de haberse ido, porque fui maricón, fui cobarde, yo me arrepiento de haberme ido.


Bonvallet: ¿Solucionaste tus problemas económicos?


Israel: Sí, mira, hay gente que se va a encargar de arreglar eso afuera. Yo no quiero hablar mucho de eso, prácticamente es todo.


Bonvallet: Lo último, ¿has visto a tu papá?


Israel: Sí, lo vi ahora.


Bonvallet: ¿A tus hijos?


Israel: A mi hijo sí.


Bonvallet: ¿Y a la chiquita?


Israel: No


Bonvallet: ¿Por qué? ¿No te deja tu mujer?


Israel: No porque no me deja, para la Marisol ha sido duro.


Bonvallet: Yo vi a tu papá y me abrazó, se le llenaron los ojos de lágrimas, lo cual me emocionó, porque yo estaba frente a un portento, escuchándolo a él desde niñito, porque es realmente inteligente como publicista, fue pionero en este país… Hazlo sentirse orgulloso de ti un poquito, porque ha sufrido mucho.


Israel: (Con lágrimas en los ojos) Y eso es un cargo de conciencia gigante que tengo en mi alma.


Bonvallet: Yo no vine a pelear contigo, ni a adularte, pero la satisfacción a ese gran hombre tienes la obligación de dársela, al igual que la que tienes que dejarle a tus hijos… Tu padre se merece que se hijo se reinvente, se reivindique… Te lo dice un viejo lobo de mar que no conoce el paraíso… He vivido en el infierno… Y yo nunca yo nunca golpeo a alguien que está en el suelo. Jamás.


  • Sé el primero en comentar comentarios