*

2200094.jpg

El polémico Sebastián Badilla sobre golpiza: “¡Me sacaron la cresta! ¿Y qué?”

Autor: admin_copesa / 19 octubre, 2015

 

 

“¡Me sacaron la cresta! ¿Y qué?”, fue una de las frases con que Sebastián Badilla se refirió a la golpiza que le dio,  a la salida de radio Tiempo, un compañero de trabajo en la emisora.

 

Luego de que Glamorama.cl publicara la paliza que recibió –MIRE AQUÍ TODOS LOS DETALLES DEL NOCAUT A BADILLA-, el polémico director de cine negó la información a través de su Twitter @sebadillalive.

 

Finalmente, este lunes el autor de cintas como El Babysitter o Maldito Amor reconoció la paliza en el programa La Culpa es Nuestra, que realiza en la emisora junto a Pato Sotomayor e Ingrid Parra. Estos fueron algunos de sus dichos:

 

“Qué lata hablar con esa gente que está ahí, agrandando cosas de tan poca monta, con todo lo que pasa en el país, que un par de weones se agarren a cornetes.”. 

 

“Estoy feliz con todos los regalos, entre ellos un combo en el hocico”

 

“No es tema que un gallo se agarre a combos con otro gallo, pasa todos los días”

 

“No le demos tema a una actitud matonesca, una actitud violenta y que no se la doy a nadie. Lo que quiero aclarar es que yo no busqué esta situación. Sí me defendí, con muy poco éxito y con un poco de lágrimas.

 

“Sí me defendí, porque cuando te atacan, un delincuente, o cuando te entran a robar a tu casa, uno tiene el derecho de defenderse. Es un derecho, digamos. Hay gente que ha matado gente defendiéndose, no por alabar la violencia o andar matando a la gente.

 

“Pero uno tiene que defenderse. Pero  yo no busqué esta situación porque, Ingrid, pasa todos los días. Se asalta gente, se mata gente…”

 

“Lo están logrando. Nos están destruyendo, como los Beatles. Por último, nos hubiese separado la Ingrid. Acá nos está separando un rumor de pasillo asquerosillo”

 

Ingrid Parra: “¡Y que ya no es tan rumor, poh! ¡Si lo acabai de contar!”

 

Badilla: “¡Me sacaron la cresta! ¡¿Y qué?!

 

Ingrid: “¡Si poh! ¡No hay rumor!”

 

Badilla: “¡Me sacaron la cresta!”