*

2152704.jpg

El feroz y tenso round de Huevo Fuenzalida y Vesta Lugg: “¡Me estoy asando en esta hue…!”

Autor: admin_copesa / 18 julio, 2015

Se cayeron como “patá en la guata”. Hubo cero onda entre Daniel “ex Huevo” Fuenzalida y Vesta Lugg en una tensa e incómoda entrevista en el programa Me Late, que UCV-TV da de lunes a viernes, a las 01.30 horas.

 

Más que entrevista fue un feroz round –MIRE AQUÍ EL VIDEO. VAYA AL MINUTO 34-. Un choque de generaciones, la del Extra Jóvenes versus la de Gossip Girl. Los “no te voy a contestar eso” de Vesta llovían. La cara de Fuenzalida se iba poniendo más larga y tirante a cada segundo. Incluso en algún momento el aire se cortaba con un cuchillo y parecía uno de los dos iba a pasar a los gritos, a algo más violento. 

 

La guinta de la torta fue cuando, ya finalizado el espacio, mientras pasaban los créditos en pantalla, los micrófonos continuaban escondidos y la invitada se quejó: “¡Me estoy asando en esta weá!”, haciendo referencia a la voluminosa capa de peluche que se negó a quitarse.

 

Fue uno de los momentos late show con más nervio del primer semestre y aquí van algunas de las muestras de los zarpazos que tuvo la “conversación”:

 

Daniel Fuenzalida: “Y nos vamos a poner de pie porque vamos a invitar a una tremenda mujer, yo hasta me siento mal vestido desde ya, Juanjolí, porque como que me evalúa altiro. Pero vamos a hablar absolutamente de todo, simpática, tierna, guapísima, muy bonita, señoras y señores está con nosotros ‘Berta’ Lugg… Bienvenida Ber… ¡O sea ‘Berta’! ¡Vesta! ¿Cómo está usted?”.

Vesta Lugg: “Bien, tenía frío, entonces entré con mi capa”

Fuenzalida: “¡Qué bonita capa!”

Lugg: “¿Te gusta?”

Fuenzalida: “¡Muy bien! Espectacular, está maravillosa, ¿podemos modelar un poco?”

Lugg: “¡Sí, sí, por supuesto! Mi nombre es Vesta, por si acaso”

Fuenzalida: “¡Vesta te dije, poh! Al principio se me fue Berta, viste que yo hablo muy rápido, pero es Vesta, lo sé”

Lugg: “Ah, ya. Muy bien”.

Fuenzalida: “Excelente, oye Vesta tiene su personalidad, me paró en seco altiro, ¿ah?”

Lugg: “Pero por supuesto, una mujer segura de sí misma”

 

Fuenzalida: “¿Cómo se lo tomaron el equipo y tus compañeros de panel cuando decides no seguir en esta segunda temporada (de Maldita Moda)? Porque obviamente el día de mañana, lo que yo veía como televidente, con mi experiencia de televisión, cuando la Fran tuviera vacaciones, se ausentara, quien iba a quedar a cargo del programa ibas a ser tú”

Lugg: (Silencio. Vesta hace un gesto del tipo ‘¿estás seguro de lo que estás diciendo?’. Mira hacia otras personas en el estudio, con incredulidad y una sonrisa de duda).

Fuenzalida: “Es lo que yo creo… Creía… Podía ser, poh… Es lo que yo decía…”

Lugg: (Sigue con cara de póker. Luego contesta.) “¡No! La Mariela (Sotomayor) es la segunda comandante. Tiene todas las cualidades para animar un programa de ese estilo. Pero hay que preguntarles a ellos. Lo que yo tengo entendido…”

Fuenzalida: “No, pero mi pregunta era cómo se lo tomó la Fran cuando tú decides no seguir”

Lugg: “Fue la única que me llamó por teléfono, la Fran, y con muy buena razón… (De fondo suena la música del ‘¡chan!’). ¡No me pongan esa música! (Con gesto de lata). ¡Como de grave! ¡No, no! Fue la única además a la que le di el espacio para llamarme en una forma más personal”

Fuenzalida: “¿Qué te dijo la Fran? Te dijo ‘pucha, toma esto con más decisión’, o ‘hay una segunda vuelta, yo te quiero en el panel’, o finalmente te respeta la decisión que tú tomas”

Lugg: “Yo respeto mucho la confidencialidad y la privacidad de mis relaciones afuera de la televisión. Así es que esa llamada pasó en horas fuera de cámara, innecesario es comentarla”.

Fuenzalida: ¿Pero estabas trabajando cómoda, o finalmente los últimos capítulos, las últimas emisiones de Maldita Moda no estabas tan cómoda?

Lugg: “¡Qué heavy que la gente me haga esas preguntas! Porque yo sentí que me mostré muy segura de mí misma en ese programa. Feliz. Fue un programa que me enseñó muchísimo. Yo no me expongo a situaciones que me incomoden, a menos que se para aprender más”

Fuenzalida: “Yo hace un rato me equivoqué alomejor al decir que podías quedar conduciendo Maldita Moda. Lo sigo creyendo. Pero también te proyectabas como un rostro importante en CHV, el día de mañana tener tu propio programa, no sé si ligado a la moda, ligado a las redes sociales, ligado a lo que tú quisieras presentar. Pero como que las puertas estaban abiertas para que tú tuvieras tu propio espacio”

Lugg: “¿Te puedo hacer una pregunta? ¿Qué es eso?” (Vesta señala una bola de vidrio con tenues destellos de luz instalada sobre el escritorio de Fuenzalida)

Fuenzalida: “Es pa las energías”

Lugg: “Toy súper confundía. Porque veo como unas luces como medio tétricas ahí adentro. ¿Es como una ilusión óptica?”

Fuenzalida: “Es pá las energías, es pá hipnotizarte, ¡pá que contestes mejor!”

 

Fuenzalida: “¿Bakán o Maldita Moda?”

Lugg: “O sea, ‘¿preferí esquiar o nadar?’ ¡Son cosas totalmente distintas! No es comparable”

 

Fuenzalida: “¿Ya tienes conversado trabajar acá cuando vuelvas? ¿Con quién? ¡Adelantemos algo poh Vesta! ¡Digamos algo! ¡O sea, conversemos algo pá adelantar en Me Late de UCV!”

Lugg: “¡Qué impacientes son los hombres chilenos! Eso siempre he sentido yo, que el hombre chileno es muy impaciente e impulsivo”

Fuenzalida: “Ya… ¿La verdad? Sí, yo más aún”

Lugg: “¡Ah, miércale! ¿Y por qué tú más aún?”

Fuenzalida: “Porque, no sé, soy más impulsivo que el resto, quiero todo ¡ya! Pa ayer”

Lugg: “Ya, ¿y tai soltero?”

Fuenzalida: “Yo soy casado y soy casado con la mamá de una muy buena amiga tuya. De hecho, el otro día estaba en Maitencillo y abajo estabas tú y yo estaba en el segundo piso durmiendo la siesta. Pero eso es un tema personal”

Lugg: “¡Quedé como descolocá! ¿Se notó o no? Bueno… Eh… Se me fue el hilo conductor, ¡me descolocaste heavy! ¡Eso no pasa mucho!”.

Fuenzalida: “Por eso, soy impulsivo. Contéstame. Después de los dos meses, cuando vuelvas, ¿dónde vas a trabajar?”

Lugg: “No te voy a contestar esa pregunta”

Fuenzalida: “¡Es que todos tus seguidores quieren saber poh!”

Lugg: “Sí, y todos van a saber en el tiempo que corresponda”

Fuenzalida: “¿Pero en la televisión?”

Lugg: “Sí”

Fuenzalida: “¿En La Red?”

Lugg: “¡No voy a contestar ni una pregunta más!”

 

Fuenzalida: “¿Estás cómoda  Vesta? ¿Está todo bien? ¿No te quieres sacar la capa?”

Lugg: “¿Quieres que me saque la capa?”

Fuenzalida: “Es que para que podamos ver también tu modelo. Me imagino que debajo de la capa hay un bonito modelo, donde también quieres agradecer a algún diseñador, no sé, queremos saber de moda”

Lugg: “No, yo estoy bastante cómoda, muchas gracias”

 

Fuenzalida: “Don Roberto Apud (Quien se integró a la conversación), ¿qué le pareció a usted Vesta en Maldita Moda?”

Apud: “¡Bakán! (risas)”

Fuenzalida: “¡Notable Roberto!”

Lugg: “¡Perdón, la talla más repetida del chileno! ¡Sí pues, sí pues!”

Fuenzalida: “Vesta tiene la personalidad como del Chino Ríos, un poco”

Lugg: “¿Eso es bueno o malo?”

Fuenzalida: “Muy bueno. ¿Conoces al Chino Ríos?”

Lugg: “El deportista. ¿Sí, cierto?”

Fuenzalida: “Nicolás Massú en más de un evento que te lo has topado”

Lugg: “Sí, a él lo conozco un poquito más”.

Fuenzalida: “Medio jote ¿o no?”

Lugg: “¡Ay, por qué ese doble sentido! No, no. Muy respetuoso”

Fuenzalida: “¿Estai pololeando Vesta?”

Lugg: (Realiza un gesto de lata, mira hacia afuera del set, como buscando a alguien, y pregunta) “¿Dónde está la Ximena?”

Fuenzalida: “¿No está pololeando? (le pregunta a la tal Ximena, quien no se ve en pantalla) ¡Ah, no tengo que preguntarle de eso! ¿No te puedo preguntar de tu vida?”

Lugg: “Es que me pongo extremadamente nerviosa y no sé cómo contestarte. ¿Cachai?”

Fuenzalida: “Y te puede salir cualquier disparate acá. O te puedes parar e ir”

Lugg: “No sé. Prefiero no pararme e irme”

Fuenzalida: “Bueno, ya, estamos hablando… ¡Ejé! No puede hablar nada personal, impresionante esto”

 

Fuenzalida: “Yo supe por ahí, se lo voy a decir delante de Vesta, que no se llegó a acuerdo económico con ella para poder continuar. ¿Eso pasa en la televisión, pasa en los programas?”

Lugg: “¿Te puedo hacer una pregunta? ¿Quién te dio esa información? Porque eso no salió en ningún medio escrito”

Fuenzalida: “Pero en televisión, es lo que se llama, Vesta, los comentarios de pasillo”

Lugg: “Es súper bien de pasillo, ¡el pasillo bien del fooondo! ¡Ese pasillo! ¡Qué increíble!”

 

 

Lugg: “La Karen Bejarano (es muy amiga de Vesta)”

Fuenzalida: “Ya no quiere que le digan Karen Paola”

Lugg: “O sea, yo la conocí como Karen Bejarano así es que le voy a decir Karen Bejarano. ¿Por qué? ¿Querí decirle Karen Paola?”

Fuenzalida: “No. Porque yo la conozco del tiempo de Karen Paola. Pero si ella quiere que le digan Karen Bejarano, le decimos Karen Bejarano”

Lugg: “Si es su nombre poh… Ah, ya. Ya”

 

Fuenzalida: “Puedo decir desde ahora, puedo apostar mi cabeza que Vesta después de que regrese de Canadá, se integra sino al Mucho Gusto, a Mega”

Lugg: “No voy a contestar. Tú estai asumiendo esto, yo no he dicho nada, esto lo dices solamente tú”

 

Fuenzalida: “¿Cómo se logra la cantidad de seguidores en Instagram que tú tienes?”

Lugg: “¿Tai con sono?”

Fuenzalida: “No. ¿Por qué?”

Lugg: “Es que siempre me he preguntado cómo se te ocurren estas preguntas, como que estábamos hablando algo que ná que ver. Me pregunto desde el punto de la curiosidad, lo encuentro interesante”

 

Fuenzalida:“Y nunca vimos debajo de la capa el diseño”

Lugg: “(Molesta) Porque yo no he querido que vieran debajo de la capa el diseño”

Fuenzalida: “¡Te estoy preguntando no más poh! ¡No me vai a pegar poh! Me estoy asando en esta gueá”.