Salfate y su nueva "conspiración": quiere hacer programa cultural freak con el "Profesor Rossa"

El rostro de La Red reconoce que estuvo a punto de dejar la televisión tras el escándalo por drogas, en junio de 2012. Critica la polémica de "Yerko Puchento" y anticipa el posible rol en programa astronómico.

por Carlos Zúñiga - 10.02.2013 / 10:54
  • Salfate nos cuenta que tuvo ofrecimientos desde Canal 13 y TVN y que prefirió quedarse en La Red porque le entregaba libertades editoriales. FOTO: ARCHIVO GLAMORAMA Salfate nos cuenta que tuvo ofrecimientos desde Canal 13 y TVN y que prefirió quedarse en La Red porque le entregaba libertades editoriales. FOTO: ARCHIVO GLAMORAMA
  • En junio de 2012, el publicista se vio involucrado en una investigación por transacción de drogas. Hoy, dice que aprendió de ese episodio. FOTO: ARCHIVO GLAMORAMA.CL En junio de 2012, el publicista se vio involucrado en una investigación por transacción de drogas. Hoy, dice que aprendió de ese episodio. FOTO: ARCHIVO GLAMORAMA.CL

Juan Andrés Salfate (44) vive prácticamente en La Red. Desde que llegó a Así Somos, en 2006, el polémico publicista ha hecho de la estación televisiva ubicada en Las Condes su segundo hogar. Más si se trata de uno de los rostros con mayor participación en programas del canal privado (Mañaneros, Así Somos y  Expediente S).

 

"Debería tener una cama acá, en algún rinconcito del canal, por lo menos. Aunque tengo un frigobar donde pongo ensaladas, frutas y un calentador eléctrico. Sólo falta la cocina para tener un apart hotel acá", cuenta a Glamorama.cl el experto en teorías conspirativas.

 

Su pinta es la misma desde que empezó en televisión, en los 90': jeans, polera negra con ilustraciones de animé japonés o de alguna película, y su clásico sombrero. Hoy, hace un balance de lo que fue el 2012. Además, entrega detalles de lo que será su 2013, que, a diferencia del año pasado, se viene más sobrecargado de trabajo.

 

¿Cuál es su evaluación de 2012?

 

Fue un súper buen año, donde dije todo lo que tenía que decir. Sirvió para reorganizar el mapa. También para limpiar la brújula y saber entender los límites de cuando trabajas en un medio de comunicación. Tuve que entender el lenguaje de la TV y hacerme cargo de ser una figura pública.

 

¿Qué opinas de aquellos que lo tratan como "chanta" por lo que sucedió el año pasado?

 

Es que yo nunca creí en el 21 de diciembre, lo dije. A ver, si yo hubiera creído en esa fecha en algún momento de mi vida, habría estado encerrado con mi familia en un búnker y todo lo demás. La culpa es de los medios, que hacen ver las cosas de otra forma. La pregunta no es ni siquiera válida. Por otra parte, sí creo que hay un serio problema de comprensión de lectura en general, ya que uno se pone hasta majadero: 'No va pasa lo del  21 de diciembre', lo dije varias veces.

 

¿Ha pensado en dar un giro a su desempeño en televisión?

 

No. Lo que yo he hecho hasta hoy día no es construir un personaje, yo soy así: La persona que puede dar ayuda. Sin embargo, lo único que consideré en algún momento fue no volver más a la televisión. Dije: 'Estoy. Hubo un escándalo ¿Para qué seguir? Llegué hasta acá'. Pero no lo hice porque miré para atrás y, más allá de un éxito personal, me di cuenta que lo que yo hacía servía a mucha gente.

 

¿El canal le impuso reglas o límites?

 

Para nada. La gente quería eso, el canal también. Cambiar significaría dejar de hacer todo. En mí caso, todo esto que soy no obedece a un plan o una estrategia comunicacional. No. Son cosas que me interesan y que me di cuenta que a muchas personas sí les importa. 

 

¿Qué le pareció la rutina de "Yerko Puchento", la cual generó polémica con Andrés Caniulef, y en donde también fue usted involucrado? 

 

Cuando uno supera cosas, da lo mismo, porque ya no es tema. Uno se puede reír de las cosas y, si tienes confianza en algo, no me molesta en nada. Es sólo talla.

 

Entonces, ¿la encontró entretenida?

 

Son 'choras', divertidas.  Aunque la mía la encontré un poco fome. Ha tenido mejores conmigo.

 

Y en el caso de la rutina por Caniulef, ¿qué le pareció?

 

Es bien complicado. A ver, soy súper abierto de mente. Tengo amigos homosexuales. Sin embargo, creo que la mejor manera de no pasar por eso es no agarrar el tema. Más que victimizarse es que hay que dejar de tocarlo.

 

¿Se equivocó Daniel Alcaíno en tocar el tema?

 

Creo que exageró. La gente puede castigar o no, pero en la medida que dejan de celebrarlo, esto es como el bullying. Hay cosas con las que no se puede bromear porque hay heridas. El verdadero triunfo de estas cosas es cuando dejan de ser tema.  

 

 

2013 en camino

 

 

¿Estás cómodo en el canal?

 

Si, feliz. Firmé hasta 2014. A pesar de que me han hecho ofrecimiento e otros lados, por más plata y todo.

 

¿De alguna estación grande como Canal 13 o TVN?

 

Sí, claro. Pero hace mucho tiempo que a mí la plata no me mueve. No tengo grandes gastos. Soy una persona bastante sencilla, compro películas, o pago por descargarlas, y lo que gasto con mi familia.

 

Pero, ¿cuál es la causa que usted siga en La Red?

 

Es que aquí las cosas funcionan de otra manera. Aquí lo que tiene que establecerse son ciertos contenidos, diferencias, trabajar desde una trinchera que, a veces, termina creándole la pauta a los demás. El mismo espacio que yo hago obligó a otros matinales a crear personajes similares y hablar de los mismos temas. Además, no se trabaja con la paranoia del rating. Se hace algo que termina impactando en las audiencias, convirtiéndose en un tema de conversación.

 

¿Se siente como el líder del canal?

 

Creo que soy uno de los rostros importantes de este canal, pero, debo decirlo, si soy honesto y agradecido, que el canal me brinda las posibilidades de serlo. Aquí se me permite ser la persona: digo todo lo que tengo que decir.

 

Está usted en tres programas, y ahora existiría la posibilidad de que puedas ser locutor en un espacio cultural astronómico (Hijos de las Estrellas). 

 

No puedo explayarme allí, porque todavía no está cerrado. Pero está la posibilidad. También está la idea de hacer un espacio de fin de semana con Iván Arenas, el "Profesor Rossa", que sería cultural, divertido, lúdico, freak y todo. Están las ganas. También podría ser con Felipe Avello, aunque no me puedo explayar más. Eso sí, se está avanzando, hay algunos trazos.

 

¿Cómo va a sobrevivir con tantos programas en un día?

 

Siempre cito una frase de Confucio: "trabaja en algo que ames, y no vas a trabajar un solo día en tú vida". A mí me pagan por hacer lo que quiero. Soy uno de los hombres más felices de la vida.

 

 


  • Sé el primero en comentar comentarios